ICACOR

06/06/2019 13:11 Antigüedad: 78 days

Sociedades profesionales: calificación negativa de los registros mercantiles a las sociedades que no se hayan adaptado a la ley 2/2007

· Se ratifica la necesidad de adaptar los estatutos de aquellas sociedades constituidas con anterioridad a la entrada en vigor de la ley

· Debe procederse a la reactivación de la sociedad adaptándose a la ley de SP o continuar como mercantil ordinaria modificando el objeto social


 
06/06/2019.- La Dirección General de Registros y Notariado (DG) confirma la calificación negativa de varios registradores en Resoluciones dictadas (por todas la de 18 de julio de 2018, Boe 190 de 7 de agosto).

· La ley 2/2007, de 15 de marzo de Sociedades Profesionales (Boe 65, de 16 de marzo de 2007), en su Disposición Transitoria primera establece:

«Disposición transitoria primera. Plazo de inscripción en el Registro Mercantil.

1.      Las sociedades constituidas con anterioridad a la entrada en vigor de esta Ley y a las que les fuera aplicable a tenor de lo dispuesto en su artículo 1.1, deberán adaptarse a las previsiones de la presente Ley y solicitar su inscripción, o la de la adaptación en su caso, en el Registro Mercantil, en el plazo de un año desde la entrada en vigor de ésta.

2.      Transcurrido el plazo establecido en el apartado anterior sin haberse dado cumplimiento a lo que en él se dispone, no se inscribirá en el Registro Mercantil documento alguno. Se exceptúan los títulos relativos a la adaptación a la presente Ley, al cese o dimisión de administradores, gerentes, directores generales y liquidadores, y a la revocación o renuncia de poderes, así como a la disolución de la sociedad y nombramiento de liquidadores y los asientos ordenados por la autoridad judicial o administrativa.

3.      Transcurrido el plazo de dieciocho meses desde la entrada en vigor de la presente Ley sin que haya tenido lugar la adaptación y su presentación en el Registro Mercantil, la sociedad quedará disuelta de pleno derecho, cancelando inmediatamente de oficio el Registrador Mercantil los asientos correspondientes a la sociedad disuelta».

La Dirección General de Registros y Notariado (DG) en Resoluciones dictadas (por todas la de 18 de julio de 2018, Boe 190 de 7 de agosto) referentes a la interpretación y aplicación de la citada Disposición Transitoria, ha confirmado las calificaciones negativas de distintos registradores en las que se ponía de manifiesto la necesidad de adaptar los estatutos de aquellas sociedades constituidas con anterioridad a la entrada en vigor de la ley de SP, en cuyo objeto social hubiese actividades que pudieran incidir en las que son exclusivas de las profesionales, debiendo procederse a la reactivación de la sociedad adaptándose a la ley de SP o continuando como mercantil ordinaria modificando el objeto social para quedar como sociedad de intermediación, de medios o de comunicación de ganancias y manifestación expresa de tratarse de sociedad NO profesional o bien proceder a la liquidación y extinción al estar disuelta de pleno derecho.

La citada doctrina de la DG reconduce el criterio del registrador en su función calificadora. Es por ello que para evitar la aplicación de la repetida Disposición Transitoria aquellas sociedades que en su objeto social tuviesen actividades que pudieran ser claramente exclusivas de las profesionales por resultar directamente imputable a la propia sociedad los derechos y obligaciones derivados de la actividad profesional de los socios, deberán adoptar acuerdo en junta general acordando la reactivación, bien su adaptación a la ley de SP (excluyendo en todo caso otras actividades), bien la modificación del objeto en el sentido de tratarse de sociedad NO profesional y ser de intermediación, de medios o de comunicación de ganancias o bien la apertura de la fase de liquidación. En el supuesto de que el acuerdo no fuese tomado por unanimidad de todos los socios deberán hacer constar que ninguno ha ejercitado el derecho de separación.

Respecto a las constituidas con posterioridad a la entrada en vigor de la ley de SP y no verse afectadas por la disolución de pleno derecho y que se mantengan como sociedades no profesionales deberán, asimismo, por acuerdo de junta general hacer tal manifestación de NO profesional y definirse como sociedad de intermediación, de medios o de comunicación de ganancias.

Nota informativa (PDF)